Descubre nuestra amplia gama de cosméticos naturales para cara y rostro: cremas, aceites, serum, bálsamos, champús y muchos más.

La cosmética natural y biológica, se fundamenta en el respeto por lo que verdaderamente es nuestra piel: un órgano vivo, formado por una incesante actividad celular, metabólica, de nutrición y eliminación de toxinas. 

La piel es el órgano más grande que poseemos, formada por 3 capas que se superponen: la epidermis, la dermis y la hipodermis o tejido graso subcutáneo. En las que encontramos, además de las células epidérmicas, células del sistema inmune, melanocitos, células del sistema nervioso, fibroblastos y adipocitos. Además a la piel se agregan otros sistemas anexos, como son el sistema pilo-sebáceo, las glándulas sudoríparas, las glándulas apocrinas y las uñas.
La piel posee diferentes funciones que son el reflejo de su comunicación con el interior y el exterior; por un lado es un órgano de protección y barrera frente al exterior, pero que al mismo tiempo responde a los cambios que se dan en el interior. Además posee una función sensitiva, puesto que a lo largo de toda su superficie contiene receptores sensitivos de tacto, temperatura, dolor, que nos permiten reconocer la intensidad y procedencia de los estímulos. La piel posee también funciones metabólicas, de reserva y es un órgano de gran complejidad inmunológica.
La Piel constituye en realidad una barrera viva, que interacciona constantemente con el medio externo e interno en el que se encuentra. El aspecto de la piel manifiesta pues todo lo que sucede en nuestro interior, a nivel metabólico, hormonal, intoxicación, estrés o estado anímico, cansancio…etc…. Pero además la piel se ve influenciada por factores externos o medioambientales, tales como la contaminación, el aire puro, el sol, la humedad, el viento etc…. además de los cuidados que podamos proporcionarle nosotros.

Nuestra salud y por ende la de nuestra piel es el fiel reflejo de nuestro equilibrio bioquímico, depende por un lado de los alimentos y líquidos que ingerimos, del aire que respiramos, pero también de todo aquello que penetra a través de nuestra piel, es decir de todas aquellas sustancias contenidas en los cosméticos empelados para el cuidado de la piel.
La cosmética natural y ecológica, tiene como objetivo actuar a nivel celular, reestablecer el medio en el que se haya la célula, y aumentar su valor defensivo.

Redescubre un mundo de texturas, aromas y auténtica efectividad que te conectarán con tu misma esencia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad